¿Cómo será el mundo del trabajo en 2045?

El mundo del trabajo tiene actualmente el enemigo en casa, la propia Economía y sus vaivenes en forma de crisis. No obstante, la tecnología y la Inteligencia Artificial será probablemente un factor determinante en el mundo laboral de dentro de 30 años.

Manuel Blázquez

Edición: Julio 2015

En un podcast publicado por la revista Spectrum del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos IEEE, todo un referente en el mundo de la ingeniería y la ciencia, se ha transcrito la conversación con el Dr. Moshe Vardi de la Universidad de Rice y destacado miembro de la sociedad tecnológica, en relación con un tema realmente interesante y controvertido: ¿Cuáles serán los trabajos en 2045?

El Dr. Vardi ha comentado en alguna ocasión que laInteligencia Artificial y su inexorable progreso tienden hacia el mundo que en 1956, Herbert Simon definiera como un mundo en el que las máquinas serán capaces de llevar a cabo cualquier trabajo que un ser humano pudiera hacer. “No espero que esto sea lo que vaya a ocurrir dentro de 30 años pero lo que realmente creo es que las máquinas serán capaces de desarrollar, sino todos los trabajos, al menos una parte muy significativa de los trabajos hechos por el ser humano.”

Según el Dr. Vardi, hechos como observar robots sirviendo comidas en un restaurante ya está sucediendo en los Estados Unidos. Quizá los robots puedan llegar a llevar a cabo la mayor parte de los trabajos rutinarios, en especial, en el área de la Producción. En esta línea, ha aludido a la gran inversión que está haciendo un gigante de la manufactura como es Foxconn, una empresa china que emplea a más de un millón de trabajadores, en el área de la robótica para reconvertir parte de la producción en plantas automatizadas. El hecho de que empresas de esta envergadura estén comenzando a invertir en robótica, plantea una reducción drástica de los precios y de los costes de fabricación en las próximas décadas.

Una de las áreas que más llaman la atención al área del desarrollo de sistemas automatizados es el transporte, tanto de pasajeros como de mercancías, hasta el punto de que será pintoresco ver como algunas personas conduzcan su propio coche dentro de 30 años.

Un área en la que cada vez se emplea a menos gente es la agricultura, en la que la automática ha entrado de lleno. El impacto de la agricultura en la economía ha caído desde un 85% hace 100 años hasta el actual 1%. Y las empresas tratarán de sacarle todo el partido posible a esa cifra mediante sistemas GPS y maquinaría autodirigida.

Entonces, la cuestión es clara. ¿Qué tipo de trabajos nos quedará a los seres humanos? Para el Dr. Vince es una pregunta difícil de responder dado que un horizonte de 30 años resulta una medida de tiempo de largo plazo. El área de las ventas y todas aquellas áreas que requieren de contacto humano, están muy lejos de ser invadidos por las máquinas y la inteligencia artificial. No obstante, a pesar de todo hay gente como Rodney Brooks que propone una curiosa teoría consistente en que dado que la población mundial tenderá a envejecer en las próximas décadas dada la baja tasa de natalidad y que la esperanza de vida se alarga, no habrá suficientes robots para asistirnos, con lo que la atención y el cuidado de personas será otro de los trabajos que probablemente no se vea perjudicado.

Una cuestión preocupante para Vince es la poca comunicación y el pobre feedback existente entre las cuestiones tecnológicas y las cuestiones sociológicas, en un mundo que está sufriendo cambios tecnológicos bruscos y rápidos. Actualmente, con las tecnologías de desarrollo de redes sociales, las costumbres están cambiando rápidamente y parece que no preocupa de sus consecuencias en el individuo. El impacto de la inteligencia artificial y de la robótica en el empleo será inminente y probablemente, traumático en algún caso.

Por otra parte, ¿nos estamos enfrentando a unas perspectivas de ser sobrepasados por nuestras propias creaciones cuando como definió Ray Kurzweil, se llegue al momento de la singularidad? Va a ser bastante difícil deshacerse de la tecnología cuando la convirtamos en algo necesario, aunque descubramos consecuencias nefastas de su evolución. No somos una especie acostumbrada a aprender de los errores y hechos como el Cambio Climático como consecuencia del uso masivo de los combustibles fósiles es algo que seguramente vuelva a ocurrir una y otra vez. La evolución tecnológica busca incesantemente proporcionar al Ser humano comodidad y bienestar, dos estados mucho más valorados que otras cuestiones como el cuidado del planeta, de la atmósfera o de los mismos océanos.

Quizá un gueto laboral que quede para el Ser humano sea en el área de la programación de los sistemas, pero ni ese se va a salvar, porque esa es precisamente la especialidad de la Inteligencia Artificial, la autoprogramación de los sistemas.

Entonces si la fabricación, los transportes, la informática, la agricultura y la economía quedarán copados por la Inteligencia Artificial, ¿sólo quedará realmente los trabajos relacionados con el propio contacto entre humanos? Tal y como dijo Yogi Berra "Predecir es difícil, especialmente sobre el futuro".

El contenido de este artículo ha sido extraído de la entrevista que Steven Cherry hizo el 16 de Enero de 2013 al Dr. Moshe Vardi, cuyo contenido íntegro y original se ha grabado en el podcast que puede escuchar en el siguiente enlace.

Para saber más

Acceda a la web de IEEE-Spectrum

Acceder »