El mosquito tigre es el portador del virus Chikunguña

La picadura de un mosquito tigre provoca un caso en España de Chikunguña. Esta especie, alojada en España desde Asia hace 11 años,es el principal vector de contagio de la artrítis epidémica chikunguña.

Manuel Blázquez

Edición: Agosto 2014

El virus Chikunguña, causante de la enfermedad conocida como artritis epidémica chikunguña pertenece al tipo de los alfavirus, un grupo de los virus ARN monocateranios, con ácido ribonucleico (ARN) como material genético que replican en las células huésped. La enfermedad que provoca tiene una tasa de mortalidad muy baja de aproximadamente el 0,03%, es decir 3 de cada 10.000 casos estudiados hasta 2015 han resultado mortales. La mayoría de estas muertes han sucedido en los respectivos brotes de las islas francesas del Caribe, Martinica y Guadalupe y en Colombia, donde la cifra de infectados llegó en mayo de 2015 a poco menos de 330 mil personas de las que hasta la fecha han fallecido 43.

Ya se conocían brotes de la enfermedad en África, Asia y en las zonas tropicales bañadas por los océanos Índico y Pacífico antes de principios de siglo, donde se descubrió el virus con el primer caso de un paciente de Tanzania en 1952. Pero no ha sido hasta 2007 cuando se dio el primer caso de infección en Europa en el noreste de Italia, al que siguieron otras infecciones en Francia y Croacia. También se han dado algunos casos en 2014 en Florida, Estados Unidos y en el verano de 2015 ha aparecido el primer caso de infección autóctona en España, en la Comunidad Valenciana.

¿Cómo se transmite el virus Chikunguña?

Al igual que ocurre con muchas enfermedades tropicales, el mosquito Aedes aegypti es el principal vector de transmisión del virus Chikunguña o Chikungunya en las personas. La picadura de éste provoca la inoculación del virus y en caso de desarrollo de la enfermedad, sus síntomas suelen iniciarse con la subida de fiebre y dolor articular, que se puede extender a dolor de cabeza y muscular y salpullidos por el cuerpo, complicándose en algunos casos con nauseas y fatiga.

Una vez que el virus ha infectado a una persona, éste se transmite entre humanos por la picadura del mosquito hembra, de la misma forma que ocurre con el Dengue. La actividad de los mosquitos suele tener picos a primeras y últimas horas del día, pudiendo transmitirse a lo largo del día en plena calle. Tras la picadura del mosquito, los síntomas de la enfermedad suelen aparecer entre los siguientes 4 a 8 días, pudiendo extenderse este rango entre el segundo y duodécimo día tras la infección.

Hasta la fecha, no hay tratamiento antiviral alguno que haya sido desarrollado para combatir el chikunguña, si bien resultan eficaces el uso de antipiréticos, analgésicos y la ingestión de gran cantidad de agua en cuanto se dan los síntomas. Por lo tanto, la mejor actitud es la prevención personal mediante el uso de repelentes de mosquitos para evitar el contagio. La ropa es la primera barrera que encuentra el mosquito, con lo que si se dan brotes es recomendable el uso de pantalones largos y camisas que cubran los brazos. En general, las autoridades sanitarias han recibido instrucciones de la Organización Mundial de Salud sobre las actuaciones ha lleva a cabo para eliminar acumulaciones de mosquitos en basureros o en humedales.

Si bien es improbable que el mosquito Aedes aegypti pueda salir de las zonas tropicales, en cambio el vector que podría afectar a zonas más templadas como Europa o Norteamérica es el Aedes albopictus, el conocido como mosquito tigre, que se ha extendido desde Asia hacia zonas más frías en la última década.

El mosquito tigre es la especie que en mayor medida ha de preocupar en Europa, ya que es capaz de prosperar en ambientes húmedos o incluso en criaderos o rebosaderos de agua, en árboles huecos y en piscinas. También se encuentran anidando en elementos artificiales como neumáticos de vehículos y en los platos que se ponen bajo las macetas. Esta diversidad de hábitats explica la abundancia del mosquito en mayor medida en zonas rurales, aunque también pueden desarrollarse colonias de mosquitos en los parques con abundancia arbórea en las ciudades.

El caso valenciano

En julio de 2015, la Unión Europea ha informado de un caso de artritis epidémica chikunguña en Gandía, Valencia, en un varón de 60 años. Es el primer caso autóctono español, ya que hasta la fecha en España solo se habían registrado casos de enfermos en nuestro país que habían sido picados e infectados en otros países, donde se han dado brotes de enfermedad y que visitaban como turistas.

Es bastante improbable que el brote se extienda, ya que aunque el caso valenciano es aislado, no hay precedentes de contagio de humano a humano. Esto significa que un nuevo infectado aparecería si resulta picado por un mosquito tigre que porta el virus.

Las imágenes están libres de derechos pero requieren atribución

La imagen de reconstrucción digital del virus Chikunguña ha sido obtenida del archivo

Virus chikunguya gracias al usuario A2-33. Es una obra propia del usuario en condiciones de CC BY-SA 3.0 via Commons

Accede a la Organización mundial de la Salud para más información

Más información en la OMS »